Posteado por: irenebenito | 24/11/2010

La individualidad y el éxito

He comenzado a leer un libro que me ha prestado mi buen amigo Pau, y que me ha atrapado desde el comienzo. Se trata de Cómo la vida imita al ajedrez, de Garry Kasparov. Ya sólo algunos pasajes de la introducción me han resultado dignos de comentar:

No obtendremos ninguna ventaja, ni ninguna mejora de lo que es obvio o idéntico para todos. Debemos mirar más alto y cavar más hondo, ir más allá de lo básico y universal. En teoría, cualquiera puede aprender a jugar al ajedrez en media hora y las reglas son, por supuesto, iguales para todos los hombres, mujeres y niños. Si damos el primer paso más allá de las reglas, sin embargo, si abandonamos el nivel inicial en el que sólo nos preocupa movernos según las normas, empezamos a crear patrones que nos distinguen de todos aquellos que han desplazado un peón alguna vez en su vida. (…)

No podemos seleccionar y elegir qué estilo nos gustaría tener. No se trata de un software genérico que descargamos e instalamos. Lo que debemos hacer, al contrario, es detectar qué es lo que nos funciona mejor, y luego, a base de retos y dificultades, desarrollar nuestro propio método. ¿De qué carezco? ¿Cuáles son mis puntos fuertes? ¿Qué clase de desafíos tengo tendencia a evitar y por qué? El método del éxito es un secreto, porque sólo se puede descubrir analizando nuestras propias decisiones.(…)

Debemos desarrollar nuestra habilidad para ver el panorama completo y para manejar y aprender de las crisis.

Esos momentos decisivos son auténticas encrucijadas: cuando escogemos un ramal del camino sabiendo que no podremos volver atrás. Vivimos para esos momentos que, a su vez, definen nuestras vidas. Aprendemos quiénes somos y lo que realmente nos importa. (…) Ese, para cada uno de nosotros, es nuestro personal secreto del éxito.

La vida no sólo imita al ajedrez. Imita también al violín. Es sorprendente la similitud de lo expresado con algunas afirmaciones, en mi opinión tremendamente lúcidas, de mi profesor. Una de ellas es que un sistema de enseñanza del instrumento es algo absolutamente maravilloso, el único problema es que ese sistema no existe (bueno, él lo dice de una forma bastante más graciosa, en su castellano de batalla casi sin artículos); en efecto, podemos explicar de forma consistente lo que es un cambio de posición, y dónde poner cada dedo para que suene una nota -a poder ser, explicando la razón por la que cada vez hay que juntar más los dedos conforme subimos en el mástil (lo hice ayer con un chico de 12 años y entendió al momento la “complejísima” ley de Mersenne referida a la longitud de la cuerda),- y aproximadamente cómo se coge el arco… pero nuestra verdadera tarea como profesores del instrumento consiste en comprender dos cosas: cómo funciona el pensamiento del alumno (el modo en que entiende nuestras explicaciones, su relación con nosotros, con el instrumento, con sus padres, sus miedos y bloqueos), y cómo funciona su cuerpo (su flexibilidad, su tamaño, la longitud de sus brazos y manos, la estructura de su puño, la forma de sus yemas). Creer que se puede enseñar a todos -o a varios- de la misma forma es creer que somos un médico que tiene un medicamento que mantendrá sano a todo el mundo.

En otra de las expresiones de mi profesor, su labor -la del docente- ha de ser enfrentar al alumno con una serie de puertas, y cerrar todas las que son convenientes, hasta dejar una por la que pasa a otro nivel donde encuentra más puertas, de las que cerraremos todas salvo una… y así sucesivamente, hasta que una de las puertas, en vez de llevar a otro nivel, desemboca en una piscina en que el alumno puede nadar libremente, de forma fluida, sin miedo a caerse. En eso, en el fondo, consiste nuestra vida. (Este señor lleva enseñando a tocar el violín 35 años, pero jamás ha oído hablar de la LOE, ni del profesor como guía, ni de nada que se le parezca… el sentido común es más antiguo que todo eso.)

¿Qué pensáis de estas concepciones?

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: